Cómo será la Web del 2012

,

Últimamente se está hablando mucho sobre los nuevos estándares Web que vienen de la mano de HTML5, pero realmente ¿Qué nos aportan estos cambios?, ¿Cómo funciona HTML5?, ¿Necesitamos actualizarnos?

En este post voy a tratar de explicar de manera muy resumida las ventajas que aporta HTML5 y qué repercusión directa tiene esta nueva tecnología en la manera en que navegamos.

¿Qué es HTML5?

HTML5 no es el futuro: es el presente. HTML5 no es un lenguaje de programación como tal, sino que es un conjunto de tecnologías de nueva generación que nos aportan una serie de ventajas que enriquecen la web. En principio, es algo de lo que solo se debería preocupar programadores y diseñadores Web, pero es importante que todo el mundo conozca la tecnología para que estemos preparados y disfrutemos plenamente de todas sus ventajas.

HTML5 es la última versión del lenguaje de escritura para formato Web: La evolución de la web actual. Con esta nueva tecnología podremos hacer webs que mejoran la usabilidad, interactividad, diseño, funcionalidades y velocidad.

No estamos hablando de una tecnología en su versión final. HTML5 lleva años en desarrollo y ya es común ver algunos sitios web íntegramente en HTML5, pero, como siempre en este sector, su potencia está en constante evolución y siempre en busca de la estandarización.

Podremos crear una Web más semántica, gestionar la caché, utilizar dispositivos como Webcams, tenemos geolocalización, podemos utilizar Web Sockets,  nuevas capacidades multimedia, gráficos 3D, más compatibilidad con dispositivos (tablets y smarthphones), efectos visuales, gráficos vectoriales,  más seguridad y un largo etcétera de innumerables ventajas.

¿Qué cambios trae HTML5?

HTML5 y CSS3 aportan nuevas etiquetas y selectores capaces de hacernos la vida más fácil y más rica a los programadores. Aunque cueste de creer, existen nuevas funcionalidades capaces de reemplazar animaciones sencillas en Flash y efectos típicos de Javascript.

Tecnologías HTML5

En el aspecto multimedia, con HTML5 podemos reproducir video y audio con control directo desde el código de la propia Web sin necesidad de pasar por Flash.

Se han implementado mejoras para la creación de sitios Web semánticos. Esto significa que los buscadores podrán entender exactamente qué contenido hay en nuestra Web, y por lo tanto valorarlo mejor: Por poner un ejemplo: Hasta ahora podíamos escribir en una web “Richard Stallman”, y los rastreadores como Google leían una cadena de texto sin aportar más información. Ahora, cuando los buscadores rastreen nuestro sitio Web y lean “Richard Stallman” podrán saber, mediante microformatos, que se trata del nombre de una persona, que tiene una página web, que tiene un Nick, y probablemente podrán saber que se trata de una personalidad muy relevante en el mundo del software libre (en este caso de ejemplo).

La vertiente semántica de HTML5 ofrece nuevas capacidades de entendimiento de la Web tanto para posicionamiento como para evolucionar en algo inteligente que en un futuro podría eliminar muchas barreras, como los idiomas.

Con HTML5 podemos crear aplicaciones web. Esto significa que ahora podemos utilizar una serie de recursos que nos permiten interactividad absoluta con el usuario, un claro ejemplo de ello es una de las funcionalidades que más me han impactado: La geolocalización.

En cuanto a nuevos dispositivos, hay que decir que HTML5 (en conjunción con otras tecnologías) se adapta perfectamente a dispositivos como tablets i web móvil, decantando la balanza de las aplicaciones nativas de móvil en unas aplicaciones basadas en Web.

El diseño de sitios Webs ha cambiado por completo. Ahora con CSS3 podemos enriquecer, mediante código, el aspecto visual de nuestros sitios Web sin tener que crear multitud de imágenes para crear efectos como sombras o bordes redondeados. Ahora podemos experimentar con cualquier tipografía e incluso implementar gráficos (vectoriales o mapa de bits) mediante únicamente código. También es posible crear efectos como transiciones, zoom, movimientos o transparencias a todos los elementos de una Web.

Todos estos cambios hacen que los sitios Web con HTML5 sean más compatibles, más funcionales, más atractivos y mucho más rápidos.

Obligaciones y compatibilidad

Si bien es cierto que HTML marca desde ahora el presente de la Web, es necesario ser conscientes que toda evolución requiere un pequeño sacrificio, y en este caso no va a ser un gran problema: Solamente tienes que mantener actualizado tu navegador.

Browse Happy - Actualiza tu navegador

Internet Explorer 6 está muerto y enterrado, no lo digo yo, lo dice Microsoft, y la versión 7 va camino a hacerle compañía en el infierno de los navegadores. Los programadores no los tenemos en cuenta desde hace muchos años, y el coste de adaptar una nueva página Web a estos navegadores obsoletos incrementa el precio del desarrollo.

Para navegar correctamente y aprovecharnos de todas las capacidades de HTML5 y de la web actual, es necesario utilizar navegadores actualizables automáticamente (Chrome, Forefox, Ópera, Safari, Internet Explorer 10…), que son más completos, más sencillos, más seguros  y con mejores prestaciones.

HTML5 en la actualidad

HTML5 (con su bonito logo) es una tecnología en funcionamiento compatible con todos los navegadores modernos, y ya podemos disfrutar de ella en algunos sitios relevantes como YouTube.

Poco a poco los programadores vamos conociendo la tecnología y empezamos a aplicar sus capacidades en nuestros nuevos proyectos.

Prácticamente todas las empresas relevantes del sector se han implicado muy directamente en dedicar esfuerzos para el desarrollo, promoción e implementación de este nuevo tipo de Web. Todos salvo Apple, que mediante su horda de abogados hace lo posible por bloquear y sacar tajada de la tecnología touchscreen, que tan perfectamente podríamos disfrutar en HTML5, entre otras batallas.

Firefox y Google tienen su propia página de demos y pruebas donde podrás ver las capacidades de esta tecnología todavía en pañales. Por otro lado, existen multitud de sitios con información y pruebas de las diferentes características de HTML5 y CSS3.

Ahora te toca a ti

HTML5 acaba de nacer y estoy seguro de que a la larga le sacaremos mucho más rendimiento del que he explicado en este post.

Si eres usuario de Internet (todos lo somos) y simplemente quieres formar parte de todo lo que he explicado, solo tienes que actualizar tu navegador.

Si eres desarrollador, te animo a conocer con detalle el cambio que ya estamos disfrutando, donde se puede aplicar aquello de “Actualizarse o morir”. Como decía al principio, HTML5 + CSS3 es el presente, CSS4 es el futuro, y ya se está gestando.

6 comentarios
  1. Jordi Garcia
    Jordi Garcia Dice:

    Hola Miguel! Es un repaso muy por encima de todo lo que ya se ha dicho, pero hay mucha gente que todavía ni ha escuchado hablar sobre HTML5. A ellos va enfocado el post.

    No todo el mundo sabe tanto como tú, fiera! :)

    Responder
  2. Diego
    Diego Dice:

    Grandioso, explican mucho con pocas palabras, es un buen post, espero y lo sigan enriqueciendo conforme se sepa más de esta tecnología que estamos experimentando y tratando de ponernos al día. XD
    Aún queda mucho por saber al respecto.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.